Praga una ciudad sacada de un cuento de Hadas.

Hello Chichis..!

A inicios del mes de Noviembre hice un viaje de fin de semana hacia una ciudad que ansiaba conocer desde pequeña, y no es más que Praga..!

El viaje fue de sábado a Lunes, compré los boletos Lowcost por Ryanair, con tres semanas de antelación y el costo fue de 53£, partiendo desde el aeropuerto de Stanted en Londres, compre directamente desde la página de Ryanair ya que esto me permitía seleccionar los horarios que más me convenían. Saliendo a las 8:30 am del sábado y retornando el lunes a las 16:30, pillé dos noches en un hotel situado en Praga 2 a 15 min caminando del centro el costo por las dos noches fue de 112£, incluyendo desayuno (Hotel Beranek).

Habitación doble hotel Beranek

En Praga existe un aeropuerto que es el de Vlacave, creo que es el único que hay, para llegar al hotel compramos boletos de transporte cada uno costaba 110K que eso equivale a unas 3£ o 4€, y lo mejor es que es válido para usar en tren, tranvía, metro y buses..! El ticket es por día así que puedes usarlo cuantas veces desees, hay algo muy curioso que leí antes de ir es que en Praga en donde decían que no se pagaba transporte público.! Y Ojo…! esto es un error si se paga, debes marcar al entrar la primera vez que uses el transporte y desde ese momento cuentan tus 24 horas para usar el ticket.

Una vez llegamos en el hotel y dejamos las cosas fuimos a comer, en este caso escogimos un sitio que se llama Ü Fleku, uno de los restaurantes mas antiguos de Praga (data del año 1499) cuyo menú es comida típica de la zona, los platos elegidos por nosotras fueron el Goulash “U Fleku” precio 219kc unas 8 libras y un Flek strip 349 kc unas 12 libras eso si porciones bien generosas. El restaurante tiene su propia cerveza y esta bastante buena, eso si cuidado que la sirven casi sin pedirla, además es conocida como la señal de que ya no quieres más colocar el posavasos encima de la jarra y ya se supone que no quieres más. También cuidado que al llegar les ofrecerán unos chupitos o shots de algunos licores como aperitivos y estos no son gratis luego viene en la factura. A mi me gusto mucho este restaurante es muy tradiciomal y tiene bastante ambiente.

Comida al estilo medieval con ambiente musical.

Al terminar de comer, nos fuimos caminando hacia la zona vieja, a medida que vas avanzando lo ideal es estar atentos ya que por cualquier calle puedes encontrarte alguna escultura de David Cerny, un escultor checo que ha causado controversia con sus obras tan arriesgadas, entre ellas y la más famosa la Cabeza del escritor Franz Kafka, que se encuentra a la salida del centro comercial Quadrio.

Si eres amante de la comida o te simplemente te gusta probar cosas del lugar, no dejes de comprar algún “trdelnik”, es muy habitual ver por muchas calles de la zona vieja puestos en donde los venden tanto los clásicos hasta otros mas repotenciados. Aunque este dulce no es originario de la ciudad, si que es bastante comercializado aquí.

Ya para finalizar el día uno, fuimos a ver la obra de teatro negro ¨Antología¨ del clásico Srnec, esta obra es un recorrido en el tiempo de este estilo de teatro, la función es en una pequeña sala muy antigua, desde el inicio contamos con la presencia de su fundador el mismo Jiri Srnec, quien estaba sentado a los pies del escenario como un espectador más. Esta obra a mi en lo particular me encanto, a pesar de poder ser presentada en una mejor sala, creo que el hecho de ser tan antigua en forma es lo que le mantiene el encanto, y pude imaginar como las personas por aquellos años habrás quedado tan impresionadas. El costo de los boletos fue de 24 euros por persona y las adquirí por civitaties.

En nuestro día numero dos salimos del hotel a las nueve de la mañana, y nos dirigimos hasta el Castillo de Praga que presume de ser el castillo mas grande de Europa, directamente allí compramos el pase, nosotras escogimos el circuito B que incluía los lugares que queríamos visitar, con un costo de 250 Kc (unas 11 libras), este circuito incluye; la catedral de San Vito, el palacio Real, la Basílica de San Jorge y el Callejón de Oro. Hay otros dos uno más amplio y otro mas reducido, escoger el circuito va a depender de lo que quieras conocer, si solo te apetece entrar y verlo (que es bastante grande mas allá de una edificación es como un pueblo), se puede hacer y no necesitas pagar, pero eso si no podrás entrar a ciertas áreas. El tiempo aproximado para recorrerlo va a depender del circuito que escojas y que tan observador seas pero pueden ser unas dos horas y media.

Bajando del castillo encontramos muchas tiendas de souvenirs, también tiendas de chocolates y no pudimos resistirnos en probar algunos y llevar a casa, seguimos andando en la búsqueda del callejón mas estrecho de la ciudad que esta controlado por un semáforo, un poco decepcionante para mi porque al final del callejón hay un restaurante, es decir no te conduce a la calle sino a que consumas…

Continuamos nuestro camino para cruzar el Puente de Carlos, lugar que estaba bastante concurrido, pero no como había leído en otros blogs, entre músicos, turistas y una preciosa vista del rio, encontré la estatua de San Juan de Nepomuceno que atrae a muchas personas, y por no dejar toque el perro a ver si vuelvo a Praga. “San Juan de Nepomuceno era un confesor de la reina y cuenta la historia que fue asesinado por el rey, ya que este no quiso contarle los secretos de confesión de la reina”. Es por esto, lo del perro en señal de fidelidad hay uno en la estatua que resalta en color y forma.

Puente de Carlos.

Este día comimos en un restaurante de estos típicos de turistas que encontramos por casualidad de nombre “Fat cat”, el menú fue hot dog (perrocaliente) pero al estilo de Praga (muy generosos), un salchicha inmensa, pico de gallo, frijoles negros, salsa cheddar y jalapeños, costo 289 Kc, y degustación de cervezas por 349 kc unas 11 libras o 13 euros.

Luego continuamos nuestro camino para ir a ver el reloj astronómico de Praga y el más antiguo en funcionamiento, este reloj cada día en las horas en punto marca la campanada con un desfile de los apóstoles.

Luego de allí fuimos a ver el barrio judío y como antes no había visto alguno me impacto ver la cantidad de lápidas afiladas unas con otras.

Tomar el café de por la tarde y caminar por los lados del Moldava, ver el atardecer, la ciudad tiene muchos colores, una mezcla impresionante de diferentes estilos arquitectónicos, lo que si es que oscurece un poco temprano en los meses de otoño invierno, pero saliendo temprano el día siempre aprovecha.

Nuestro día 3 era el día de regreso y como me pillo un poco de gripe durante el viaje, tan solo desayunamos en el hotel, cogimos las maletas y nos fuimos a ver la dancing house, al llegar al edificio puedes subir al bar que esta en la terraza y por tan solo un cafe o el pago de unas 120kc unos 4 euros puedes contemplar la vista, en mi parecer es mejor el café que fue lo que hicimos pero si no les pasa nada esta la otra opción.

Vista de la ciudad desde la Dancing House.

El presupuesto total de este viaje comiendo en restaurantes, con la entrada al museo, hotel, traslado entre otros sin cohibirnos, fue de 500 libras por dos personas, esto puede ser menos si consigues un hotel mas barato o también ahorras en comida y picas algo en el super o quizás algo de comida rápida, también puede ser mas alto si van a restaurantes de mas lujo.

Si tienes algún comentario déjalo aquí, y nos leemos luego.

Bye bye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s