Roma Museo abierto..!

Hello Chichis hoy quiero compartir con ustedes detalles del último viaje que realice para conocer la “Ciudad Eterna”, aquí podrán encontrar toda la información con respecto al presupuesto completo de este viaje y como lo organicé.

Comenzar contándoles que el boleto lo compre en el último blackfriday directamente por la aplicación para el móvil de Ryanair (low cost), el precio del mismo fue de 19£ ida y vuelta, desde el aeropuerto de Stanted en Londres con destino al aeropuerto de Ciampino en Roma, Salida miércoles a las 06:15 de la mañana y el retorno a las 11:55 del día viernes, era temporada baja y el precio de los boletos fuera de la promoción rondaban en 37£. Luego de varios días dedicándole a la búsqueda de estadía, concerté dos noches de hotel a través de expedía, por un importe de 102£ (120€), en una habitación triple, este hotel se encuentra muy cerca de la estación de Termini unos diez minutos andando, y próximo a la fontana di Trevi, creo que fue este uno de los principales motivos por el que lo escogí ya que quería ir el segundo día a primera hora de la mañana a sacar algunas fotos sin la multitud que habitualmente concentra esta monumental creación.

Para trasladarse desde el centro de Londres hasta el aeropuerto de Stanted (este aeropuerto tiene muy buenas conexiones y normalmente desde allí los vuelos son más baratos, eso sí, queda bastante lejos), se puede tomar un bus desde la Victoria Coach Station, el precio de este ticket si lo reservas desde internet por medio de la página easybus y con antelación ronda las 6£, hay buses que salen a cada momento.

Una vez estando en el aeropuerto, el vuelo con Ryanair fue bastante puntual, existen algunos mitos acerca de estas compañías low cost, y generan desconfianza en las personas al momento de tomar un vuelo, la razón por la que estos son tan económicos es que básicamente debes llevar un equipaje ligero, los asientos son más pequeños y por ende la limpieza del avión es bastante rápida, entre otros factores esto hace que la aerolínea pueda tener un montón de vuelos al día y ofrecer así precios más accesibles.

En esta ocasión estuvimos en el destino a la hora programada, una vez en el aeropuerto de Ciampino (es bastante pequeño), cogimos un bus por un precio de 5,90€(un expreso privado), que se podía pagar en euros en efectivo a la subida y nos dejó en la estación de Termini para allí ir andando al Hotel. Si no deseas coger bus tienes la opción de metro u otros buses más económicos por 2,70€.

El hotel Regina Giovina se encuentra en un gran edificio antiguo en donde se albergan otros hoteles, este está ubicado en una primera planta, el personal de recepción fue bastante amable, la habitación triple constaba de una cama matrimonial y una individual, en mi parecer el hotel es correcto evaluando la relación calidad-precio.

Nuestra primera parada fue ir a comer muy cerca del coliseo en un lugar llamado; Ostaria Da Narone. Bastante decepcionante Iba con la ilusión de comer unos Bugattinis a la matricciana y a pesar de que la bienvenida al restaurante por parte de sus dueños nos hizo sentir en algo típico y bastante casero, mi pasta estaba demasiado salada era casi incomible, el vino que pedimos, ofrecido como el vino de la casa, del cual pedimos dos medías botellas, una de blanco y otra de tinto, eran decepcionantes, no se cuidaban detalles, todo estaba cómo pasado, por último pedimos un tiramisú que se veía tenía tiempo. Bueno al menos el limoncello estaba bueno jajajaja.

Al terminar de comer fuimos al Anfiteatro de Flavio (mejor conocido como Coliseo Romano), y no pudimos entrar ya que el último grupo entra a las 3:30 de la tarde, por ser temporada baja las entradas se pueden comprar directamente en taquilla si deseas comprarlas antes dejaré aquí el enlace de la página oficial, ciudadanos europeos menores de 24 años pagan tan solo 2€ y el público general 16€.

https://www.coopculture.it/colosseo-e-shop.cfm

Iniciamos la caminata por Roma, subiendo por la plaza del coliseo, y pasando por la avenida del foro Imperial, en donde podrás ver cosas de interés tales como el Foro de cesar, Foro construido por el antiguo emperador Romano en el año 46 Antes de Cristo, El de Augusto, entre otros; sorprendentes, al ver estas estructuras y mi gran interés por la cultura Romana, era como estar en una película o un documental de esos que tanto he visto en televisión, indescriptible la majestuosidad de la arquitectura Romana.

Ya una vez pasando los foros y continuando unas calles hacia arriba, de repente al caminar por algunas callejuelas estrechas, nos topamos con sus verdes y figuras, sí, la “Fontana di Trevi”, que espectacular monumento, está considerada como la más importante del mundo, y no se si es la más hermosa, pero de las que he podido ver lo es. Para la fontana de Trevi aconsejó verla tanto de día como de noche, pero si quieres alguna foto bonita sin conglomeraciones de personas podrás ir a primera hora de la mañana con la salida del sol, y tendrás unas fotos preciosas para tus recuerdos.

Por cierto cuenta la leyenda que si arrojas una moneda de espaldas a la fuente con la mano derecha, cruzando por encima del hombro izquierdo regresarás a Roma (soy escéptica a estas cosas pero por si acaso.!).

Gran expresión del arte Barroco.

Si estás por la zona de noche y les apetece tomar algo, en frente de la fuente se encuentra el hotel Fontana que cuenta con un pequeño lounge en el que podrás admirar esta maravillosa obra de arte, el acceso es de 15€ por persona que se pagan en efectivo e incluye una copa. La verdad simplemente sentarte a hablar un rato y poder admirarla es un encanto.


Estando aquí y en vista de que no había opción de comer en el lounge (ofrecen cenas pero debes reservarlas con antelación). El personal del hotel nos recomendaron un lugar para cenar de nombre “Hostaria de’ Pastini”, el restaurante sin duda fue un acierto y sobrepasó mis expectativas. Grandes porciones, un tiramisu exquisito y excelente atención. Probamos un Cacio e Pepe Plato típico de la cocina Romana que cuenta con dos ingredientes; pimienta negra y queso (de allí su nombre), increíble como algo tan sencillo puede estar tan bueno.

Pasta Cacio e Pepe, vino totalmente recomendado “Bidoli (Pino Grillo)”.

Uno de mis colegas pidió carbonara, y otro la pasta Alfredo, las tres buenísimas y grandes porciones., el importe de la cuenta fue de 66€, a 22 por persona, incluyendo, vino, tres platos, y un tiramisú riquísimo también.! Lugar de 10 repetiría mil veces.

Para nuestro segundo día abandonamos el hotel a las 8:30 de la mañana para ir andando a la fontana y poder así sacar alguna foto sin mucha gente.

Luego de allí nos dirigimos al Vaticano, desde la fontana son unos 40 minutos andando, en mi opinión Roma es una ciudad que tiene mucho para ver, y la mejor forma de conocerla es andando. En el hotel intentaron vendernos unos tickets de autobús pero no quisimos comprarlos porque sabíamos que no iban a ser necesarios.

Antes de llegar al Vaticano puedes pasar por el castillo Sant Angelo, está de camino, si vas justo de tiempo puedes observarlo desde lo lejos como hicimos nosotros y adminirar el río Tiber.

Vista del castillo de Sant Angelo.

Para nuestra visita al Vaticano adquirimos los tickets online a través de la página web oficial que dejare abajo, cada uno con un precio de 22€ (el precio de la entrada es de 17€ más un cargo por compra online), dependiendo de la temporada puedo aconsejarles que compren los tickets antes, claramente ir en verano cuando la ciudad está colapsada no es igual que ir en invierno o entre días de semana que se supone el turismo es menor. Este boleto que compramos nos daba acceso a los museos vaticanos y a la capilla sixtina (esto era lo que ansiaba ver), para entrar a los museos vaticanos existe un código de vestimenta, entre los cuales no se aceptan, mini faldas para las chicas, o zapatos que no sean cerrados, puedes revisar mas acerca de esto en la página del Vaticano. Un dato que les daré los tickets se venden por horario, pero así lleguen un poco tarde ese ticket será válido hasta las 4pm.

En los museos vaticanos tienes muchas cosas que ver, entre los más importantes resaltaría.

  • laocoonte (al que no pude hacerle fotos por estar abarrotado de gente observando).

Estos museos están perfectamente diseñados para que los amantes del arte puedan deleitarse con muchas de las obras más importantes de la historia, y también mucho más allá para los creyentes será una grata visita, lo último que podrás ver será la capilla sixtina, aquí no se permiten tomar fotos ni vídeos, aún así, hay muchas personas que lo hacen, hay alrededor de cuatro vigilantes en la sala y muchos espectadores, una vez allí, y pensar vale está es la mayor obra del genio Miguelangello, intentando buscar entre los distintos recuadros del techo, la más famosa Esa llamada “La creación”. De repente apareció ante nuestros ojos, y solo pude pensar que afortunada soy de poder estar aquí y ver esto.

Aquí puedes pasar más de tres horas fácilmente hay mucho que ver dentro de ellos, todo está tan perfectamente estructurado que deja ganas de seguir viendo más.

Como información de interés les dejo; el último domingo de cada mes las entradas a los museos son gratis 😉

Una vez terminada la visita a los museos puedes ir a la capilla De San Pedro. Nosotros fuimos a comer a un restaurante a unos 10 minutos del museo, el cual me habían recomendado y allí es donde come el personal del Vaticano, cabe acotar que la comida estuvo bastante buena y el servicio bastante lento, precios accesibles, total de la cuenta 50€, tres platos, café, bruschettas, y agua, el nombre es “Wine bar de Penitenzieri”, no lo repetiría…

De allí cogimos un Uber por 12€ para ir al Coliseo, al llegar hicimos una pequeña cola para comprar entradas de 15 minutos, el precio de las entradas es de 2€ para Europeos menores de 24 años, y 16 para el público general, cada audio guía es de 5€, si quieren pueden pedir una, si han visto información previa sobre el coliseo o conocen su historia esta no es necesaria, ya que contiene información bastante básica que pueden mirar fácilmente en cualquier medio.

Con la entrada al coliseo tienen acceso a los foros y al palatino, otro consejito es que si quieren ahorrar cualquier tipo de cola, pueden iniciar la visita desde el palatino, generalmente tiene menos gente porque las personas suelen hacer lo que nosotros que fue dirigirnos directamente al coliseo.

Y no puedes ir a Roma sin comer un delicioso Gelato.! Fuimos a esta heladería la más famosa de la ciudad y la verdad mereció la pena:

El presupuesto total gastado fue de 250€ por persona (sin cohibirnos), la verdad muy económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s